Estela cometa

Cuando escribí el último post “¿Resistiré?”, no imaginaba que ibais a escribirme tantas personas, algunas en el blog, y otras con una respuesta personal.

Por eso, ante todo quiero daros las Gracias. ¡Muchas Gracias!: Eva, Fernando, Isabel, José Luis, Lily, Lola, Maite, María Eugenia, Mari Carmen, Mireia, Miriam, Mónica, Nancy, Silvia, Sunsi y Victoria. Gracias de corazón.

Vuestras respuestas han sido como las estelas de los cometas: mucho más bellas que los propios cometas. Gracias por todas y cada una de ellas. Por eso, os ofrezco a todos en este post, algunas de las que más me han impactado, con el deseo de que alguna os pueda gustar o quizás impactar también.

EL POST Y LA CANCIÓN

– Me ha gustado mucho. Muy buena historia. Gracias por tus escritos, especialmente éste.

– Gracias por el karaoke! Me lo he pasado muy bien cantando la canción.

– Esta canción me conecta con la gente, todos estamos pasando por lo mismo, es un canto a la esperanza. Y es posible que también haya un recuerdo escondido de mi niñez: tuve que resistir mucho para pasar una enfermedad muy dolorosa.

– Resistiré. A mí me conecta, con aquel momento en que decidí superar mi adicción a las drogas, y resistir cada vez que tuve una recaída. Ahora, 16 años después, gracias a Eduardo, Pilar, a todas mis compañeras/os, y a la PNL, soy yo el que estoy ayudando a otras personas confinadas, a resistir para conseguir algo que vale mucho la pena para sus vidas. Gracias Eduardo por hacerme recordar todo esto. Un abrazo.

 
Estrella

CONFINAMIENTO PARA TODOS LOS GUSTOS

– Tener todo el tiempo para mí y hacer cosas creativas me hace muy feliz.

– Estoy más tiempo con mi hija, jugamos o simplemente estamos juntas.

– No dejes de animarnos en estos momentos tan extraños.

– Tengo opresión en el pecho. Es la falta de libertad.

 
Sufrimiento

EL SUFRIMIENTO HUMANO

– Respiro hondo y acepto mi enfermedad crónica y la tristeza por la muerte de mi padre, porque sé que resistí, resisto y resistiré.

– Siempre hay un algo en la vida que nos lleva a resistir. Yo lo viví en la adolescencia luchando contra todo pronóstico médico de que no iba a superar aquella situación. Me aferré a Dios y a la Virgen: soy católica, y lo superé.

– ¡Quiero que mis seres queridos ganen esta batalla! ¡Hasta yo! Ese es mi temor. ¡Quiero seguir con vida!

– Resistiremos, hasta que lleguemos a esa calma y esa paz que nos indican que ya está, que ya podemos descansar.

 
Esperanza

LAS CONSECUENCIAS

– Valorar más la vida, ¡yo no quiero resistir!, ¡quiero vivir!

– Gracias por abrir tu corazón Eduardo. Eres querido y yo te quiero mucho. Un abrazo siempre.

– Pues yo solo puedo decirte que muchas gracias por todo lo que me has enseñado que en estos tiempos difíciles. Soy súper feliz y estoy ayudando a gente a que también pueda serlo y eso me hace sentirme totalmente plena y feliz. Y no he tenido ni un día de bajón a pesar de estar en un ERTE como tantas otras personas y no saber cuál será el futuro, pero gracias a todo lo que he aprendido contigo no me afecta negativamente nada, sino que estoy mejor que nunca, así que resistiré como siempre he hecho en mi vida, pero con mucho mejor ánimo que las otras veces que tuve que resistir en la vida. Un abrazo.

¡GRACIAS! ¡NAMASTÉ!

Eduardo Díez – Psicólogo y Coach.